jueves, 15 de enero de 2009

Iván el terrible

Checoslovaco de nacimiento estadounidense de corazón. Iván Lendl destacó en la década de los 80 por su saque, su revés y su derecha. Características que le llevaron a ser número uno del mundo desde 1983 hasta 1990. En este periodo hubo algunos meses que bajó del primer escalón. No obstante, superó el record de 268 semanas en la cumbre del tenis mundial que poseía Jimmy Connors. Lendl permaneció 270, de las cuales 156 fueron de forma consecutiva.

Avezado en todas las superficies experto en tierra. Su experiencia le permitió conquistar tres Roland Garros, tres US Open y dos Abierto de Australia. Pero se le atragantó Wimbledon y no pudo hacerse con el cuarto Grand Slam.

En 1980 ayudó decisivamente a su selección en la final de la Copa Davis contra Italia. Ésta sería una de las últimas representaciones de Lendl con la camiseta checa, ya que seis años después se trasladó a Estados Unidos y solicitó la nacionalidad americana. La emigración del checo al país de la comida rápida y del baloncesto se produjo tras las amenazas que recibió por su participación en el Torneo Suny City de Bophuthatswana, Sudáfrica. Intervención por la que fue multado y apartado de la selección checa. Además, en Checoslovaquia se prohibió hablar de él, y los medios de comunicación no pudieron informar sobre tenis en un mes.
La ciudadanía estadounidense no se la concedieron hasta 1992 porque las autoridades checas retrasaron las gestiones. Este retardo le impidió jugar en las Juegos Olímpicos de Seúl como americano.

Una lesión de espalda hizo que en 1994 se retirara y emprendiera una vida lejos del tenis. Desde entonces, dirige una compañía deportiva Spectrum Sports y es uno de los propietarios del equipo de hockey profesional de los Hartford Whalers. Asimismo, practica el golf, una de sus pasiones, llegando a participar en el Abierto de la República Checa. Además, es el mentor de tres de sus cinco hijas en dicho deporte.

Björn Borg declaró: "Si he de señalar a mi posible sucesor antes que a ningún otro debo situar a Iván Lendl". Los resultados son obvios, Iván Lendl cumplió las expectativas.


Imagen: Sello con la cara de Ivan Lendl. / http://www.80s-tennis.com/images/stamps/ivan-lendl.jpg

2 comentarios:

Daniel.G.Pelegrín dijo...

No conocía a Iván el terrible jajaaj parece que hay muchas más leyendas de las que parece.

Me alegra que a una alicantina le guste casi la costra.

Ánimo a tí también.

Un saludo!

Daniel.G.Pelegrín dijo...

Fe de errores: Me alegra que a una alicantina le guste tanto la costra

XD