miércoles, 13 de mayo de 2009

Tenis contra fútbol

Rastreando las noticias relacionadas con el Masters 1.000 de Madrid, me he encontrado con la sorpresa de que el primer partido que debe disputar el número uno Rafal Nadal en la Caja Mágica se pasa del turno de la noche a la tarde. Al principio no entendía el porqué ya que por cuestiones climatológicas es imposible el cambio porque las instalaciones de la capital española cuentan con un techo que se puede quitar y poner. Así que he deducido que la cuestión va más allá de eso.

Resulta que si dejan el inicio del encuentro de Rafael Nadal contra el austriaco Jürgen Melzer a la hora que estaba prevista (20:00), los últimos compases del mismo podrían coincidir con el comienzo de la final de la Copa del Rey que enfrenta esta noche al F.C. Barcelona y al Athlétic Club de Bilbao.

Desde mi punto de vista, esta decisión es una falta de respeto para todas aquellas personas que habían comprado su entrada de turno de noche para ver el partido de Rafael Nadal. Como ocurre en muchas ocasiones miran por sus intereses y no piensan en la repercusión que pueden tener éstos.

En el caso de que ambos encuentros se retransmitieran en diferentes cadenas podría llegar a entender la guerra por la audiencia. Pero en este caso no es así, ya que el Barça-Athlétic se verá por La Primera y el partido de tenis por el canal de la TDT de Teledeporte que pertenece a la televisión pública española.

Si el partido de Nadal contra Melzer empieza a las 20:00, a no ser que se alargue excesivamente sobre las 21:30 puede haber terminado. En caso contrario, debería ser el espectador el que escogiera si prefiere ver el encuentro de fútbol o de tenis y uno un tercero que le diga lo que tiene que consumir en cada horario.

Señores/as el tenis ha dejado de ser un deporte de segunda y ya es un deporte de primera. Ya es hora de que se le dé el puesto que merece.